Blog de la Granja Morgovejo

Con Blog de la Granja Morgovejo te mantedrás al día de todas nuestras actividades y eventos. Además te damos una visión única de la Montaña Oriental Leonesa

Y AL INVIERNO NO SE LE COME EL LOBO…….

Y AL INVIERNO NO SE LE COME EL LOBO…….

AL INVIERNO NO SE LO COME EL LOBO Y AL FRÍO MENOS!!!

Como siempre unos consejos para andar por el monte, intentando que sean amenos y siempre dejando lugar a la duda, para que penséis puesto que no tengo la verdad absoluta, pero si experiencias.
Hemos hablado de las tecnologías marcianas, que ayudan, pero no hacen milagros y que en realidad nos interesa, más en esta época con clima frío es la gestión de la humedad, de ese sudor. Tenemos nuestras super camisetas marcianas pero nos vamos a parar a comernos el bocata de sardinas (jamón también vale), pero hace un frío de tres pares de piiiiiiiiiii, ya puede ser al resguardo de una roca o dentro de un refugio , que los mocos nos llegan a las rodillas!. No entramos en calor y la tiritona es considerable……¡Venga empezamos con el jaleo para entrar en calor!. ¿Entrar?, ¡noooo!, no perder el calor que tenemos que hay una pequeña diferencia. Nuestro sufridísimo sudor, el cual soporta todo tipo de desprecios y que cumple su función (refrigerarnos), en combinación con el frío no nos viene nada bien.
Llegamos, sacamos la chupa y nos ponemos con el bocata; el bocata de sardinas o jamón, ya lo sabemos, ¿pero la chupa? ¿fibra o pluma?. Todo aderezado con nuestra famosa tecnología marciana para intentar convencernos de que somos la leche con esa chupa y sobre todo que fueron a no se donde, muy lejos y con mucho frío y subieron un pico muuyyyy alto. Con esa chupa no vamos a pasar nada de frío, es más, ¡nos la vamos a tener que quitar del calor que da!. Nada más lejos de la realidad que no es otra que los susodichos mocos nos cuelgan.
Partiendo que una persona con reservas (grasa) pasa menos frío que otra que está en los huesos, tenemos que decidirnos entre la pluma o la fibra. Un par de diferencias esenciales y luego todo lo que nos venden. Lo más importante es que la pluma es el material que consigue mantener mejor nuestro calor, no lo iguala nada. La segunda verdad es que la pluma tiene un enemigo muy poderoso, la humedad. Las fibras consiguen mantenernos “calientes” húmedas o incluso mojadas, no empapadas. Se me moja la chaqueta y la retuerzo para escurrirla y me la vuelvo a poner si es necesario, con la pluma no puedo hacer esto. Por pasos, tanto pluma como fibra funcionan de manera semejante, vamos que la fibra intenta copiar la ventaja de la pluma pero no lo consigue. Todo consiste en el volumen (no en las voces que daremos ni juramentos si por desgracia se nos empapa la chupa…) que ocupa, por decirlo de alguna manera en la chaqueta. A mismo peso, tiene mucho más volumen la pluma que la fibra (y no es porque griten los patos…). En ese volumen se guarda nuestro calor. Recalco NUESTRO CALOR, no dan calor. Calor da una buena estufa y a veces unos buenos palos…. Para espabilar más que nada. Ahora llegan las tecnologías, empiezan los jaleos, lo primero que nos venden suele ser que pesa muy poco y se comprime dentro de un bolsillo….. pues vale. Se comprime mucho más la pluma que la fibra, siempre hablamos de mismo peso. Que si la tela exterior es no se qué, que tiene una distribución en paneles de no se que forma, tejido interior súper. Todo igual, cada marca con sus productos para volvernos locos. Bien vamos a comprar esa chaqueta. Elijo entre pluma o fibra, yo decido lo que más me conviene o lo que mas provecho voy a sacar. Quiero capucha o no (¡ojo! Que si queréis capucha y la chaqueta es roja igual se acerca un lobo…. Yo lo dejo ahí…). De elegir capucha, me interesa que sea amplia para que en un momento dado me cubra el casco si lo estoy utilizando. Miro el tamaño de los bolsillos, que me entren bien las manos. Hablábamos de tabiques, muy importantes, sobre todo en la pluma para que esta no se vaya hacia abajo, lo mismo que la fibra. Imaginaros que toda la pluma/fibra se fuese hacia un lado, en vez de cubrir todo el cuerpo…. Nuestros mocos nos llegarían al suelo, no a las rodillas!!. Para eso sirven los tabiques, para mantener las cosas en su sitio, pero este problema está resuelto desde hace muchos años; digo que sobre todo en la pluma porque está “viva”, se mueve, si los tabiques son grandes se pueden acumular en una esquina de este. Llegamos al tejido exterior, impermeable pues más pasta. Repelente al agua, más barato. El interior, ¡aaayyyy el interioooor!, ahora nos venden interiores que “reflejan” nuestro calor al igual que una manta térmica, que lo quiero…. Tiro de tarjeta y solucionado. Pero lo mejor de todo para mi (pero que no puedo acceder por cuestión de pasta….) es la pluma hidrofugada. ¡La leche!¡ Acaban de descubrir la rueda!, pluma que repele el agua, lo quieres, lo pagas, pero ese invento lo tienen los patos y demás aves acuáticas patentado hace muuuuuchos años. Con esto intentan solucionar el problema de la humedad en las plumas. Voy a explicarlo por si alguien no lo pilló. Todo se basa en el volumen que hay entre las plumas/fibras , en ese volumen se almacena nuestro calor (aire), al mojarse la pluma se apelmaza y el volumen que ocupa es mucho menor pero su peso aumenta porque se “bebe” el agua, en cambio la fibra no tiene tanta sed, no pierde tanto volumen al mojarse. Cuidadín al comprar un plumas gordito….. hay que mirar que tipo de pluma lleva, la buena es el plumón, si te meten pluma de las gallinas de Emilio y Mamen mal vamos. Cuanto más pequeña la pluma mejor, toca la chupa, aprieta para ver si sientes los cañones de las plumas grandes. Luego están los “cuins”, nada, mejor pregunta en la tienda, pero a más cuins mejor y más caro.
Y digo yo……ahora que tenemos un problema para elegir chupa, pero estamos calentitos…¿mi bocata puede ser de salchichón?

Disfruta del mundo rural y la naturaleza.

Somos profesionales en la organización de ocio en la naturaleza ¡No dudes en preguntarnos! y déjate guiar por nuestras propuestas y disfruta de una experiencia única en plena naturaleza. 

Varias hojas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad