Consejos que todos podemos entender  para disfrutar de la naturaleza, de la montaña

Vamos a hablar de unos consejos o trucos para disfrutar de nuestras salidas por la montaña, cosas simples que por ese motivo se nos olvidan, pero nos pueden pasar factura tanto durante, como después de nuestra excursión.

No van a tener mucho orden, saltaremos de un tema a otro para intentar hacerlo más ameno y con una pequeña explicación del porqué del consejo. Si es verdad que es bueno tener un protocolo y un orden, pero a día de hoy y después de muchos años preparo mí salida con un mínimo indispensable y luego me siento y hago una lista con las cosas que me van a ser necesarias o creo que me van a ser necesarias para la actividad. Ni es bueno ni malo, es simplemente que yo empiezo a disfrutar desde ese momento y creo que cualquier cosa que se haga hay que disfrutarla, cada cual a su manera y no dejarse llevar por tendencias.

Bueno, ¡al grano!:

  • Por descontado que se donde quiero ir. ¿Gps? ¿por qué no?, pero siempre con mapa de la zona y brújula y si además tenemos un altímetro mejor que mejor. ¿Para qué todas estas cosas?. Sencillo, el gps puede fallar (y falla, os lo digo yo), ya no en si el aparato, también la recepción de los satélites por factores ajenos a nosotros. Porque la pantalla del gps suele ser pequeña y si necesitamos movernos por el mapa vamos a perder nuestras referencias al tener que minimizar el mapa y perder datos para ampliar terreno….. en fin, nada es perfecto ni como en las películas. Vale, vale, ¡el móvil! . Puede ser útil, pero ojo que se le acaba la batería mucho antes que al gps al utilizarlo para más cosas, (y al gps, pero llevo pilas de repuesto que pesan mucho menos que una power bank..). Tengo claro que cada aparato está hecho para una cosa. Un gran tema de discusión jejejeje.
  • Me intereso por el tiempo que va a hacer. Esto implica mucho, desde la cantidad de agua a llevar a la ropa. Por descontado que siempre, pero siempre, aunque sea verano, hay que llevar algo de ropa de abrigo.
  • Crema solar de factor alto, personalmente utilizo 50+ y te coges un moreno sin quemaduras que te va a durar hasta el año siguiente. Todo nuestro cuerpo viene de excursión, no nos dejamos nada en casa, por lo tanto hay que darse crema en todas las zonas expuestas. Las orejas existen y si se te queman igual tienes que dormir tipo momia durante unos días, aparte de las ampollas que te van a salir por la parte de arriba, muy guapas. Todo el cuello, por la parte de atrás también. Si llevamos pantalón corto tenemos que dar crema a toda la pierna. Por debajo del calcetín, que se nos va a bajar un poco….. y por encima de la pata del pantalón, que se nos va a subir al andar y donde nos roces nos va a quitar la dichosa crema. Por lo general a todo lo que sobresale ¡crema!; nariz, espinillas…..y la parte trasera del muslo, la gran olvidada, se quema. La cabeza hay que cubrirla, muy peligroso que se nos recaliente.
  • Una manta térmica. Cuestan 2€ , no pesan y valen para todo.
  • La combinación de calor y sudor tiene como consecuencia las ampollas. Si ya sabes donde te va a rozar el calcetín pon solución antes de comenzar a caminar, de lo contrario lleva algún protector y en el mismo momento que empieces a notar algo colócatelo, no esperes ya que luego si te quitas la bota igual no puedes volver a ponértela.
  • ¡Ese bocataaaa!. Vamos a disfrutar del paisaje parando a comer en condiciones que no estamos para hacer ningún record. Podemos meter dátiles, higos, frutos secos etc. Para hacer un picoteo. Repito (el pesado este…), no hay record que valga.
  • Es verano y oímos cosas como golpe de calor. Algo así como: ¡que calor tengo! de golpe, pero no. Esto va poco a poco minándonos y es necesario reconocer los síntomas. Una actuación tardía puede tener consecuencias fatales. No viene tanto por el calor en si, pero cuando se combina con la humedad el resultado es un recalentamiento del cuerpo y una deshidratación. Para entendernos, sería como en una sauna., cuando se echa agua en la sauna se suda más. Remedio, sobra (con la manta térmica que llevamos por ejemplo), beber y refrigerar el cuerpo sin cambios bruscos de temperatura. Todo esto a las primeras de cambio.
  • Importantísimo, conozco y admito mis limitaciones. Hago lo que puedo y quiero, siempre disfrutando, no lo que hacen y quieren los demás. Bueno, otro día más. ¿ Igual pensabais que os iba a hacer yo la mochila?. Ahora tenéis que poneros a pensar que es lo vais a llevar.  Y por último, ni muy cargados ni muy liviano          ………………….                NOS VEMOS.
Kike.

 

                             

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies